El Plan Andaluz de Urgencias y Emergencias (PAUE) es el instrumento organizativo del Sistema Sanitario Público de Andalucía responsable de orientar y marcar las pautas a seguir en la atención a las urgencias y emergencias.

La competencia y responsabilidad de los profesionales de enfermería que los servicios de urgencias exigen para su correcto desarrollo tienen un carácter específico que precisa de una formación amplia, clara, concisa y aplicada a la práctica clínica.

El PAUE centra su atención en los procesos de clasificación de pacientes y sus tiempos de atención, los códigos de enfermedades tiempo-dependientes y en la atención a la parada cardiaca, siendo estos los pilares fundamentales sobre los que se soportará este curso.

El Sistema Estructurado de Triaje (SET) debe ser implantado y utilizado en cada uno de los servicios de urgencias hospitalarias con carácter obligatorio para poder realizar comparaciones entre los servicios de urgencias Hospitalarios del SSPA, por tanto el conocimiento de esta herramienta es esencial para el personal de enfermería de este servicio.

Los protocolos y algoritmos de actuación ante las enfermedades tiempo- dependientes como el Ictus, la sepsis grave, el infarto agudo de miocardio y el trauma grave deben ser conocidos a detalle para que la asistencia inicial de este tipo de pacientes en los servicios de urgencias sea de calidad.

La atención a la parada cardiorrespiratoria es sin duda uno de los puntos cruciales que recoge el PAUE debido a su importancia clínica. El manejo y abordaje de una situación de parada cardiorrespiratoria es vital para el que un servicio de urgencias hospitalarias funcione adecuadamente.

El conocimiento de estas técnicas es muy sencillo pero no es suficiente con disponer de unos conocimientos teóricos, sino que es imprescindible un entrenamiento práctico y unos hábitos que garanticen su correcta aplicación.

Este entrenamiento, es prácticamente imposible de conseguir con el ejercicio profesional, ya que el propio dramatismo de la asistencia al paciente crítico en urgencias y la necesidad de una actuación rápida y eficaz, impiden que la realidad sirva como base de la enseñanza.

Por ello, los conocimientos y la práctica necesaria, sólo pueden adquirirse mediante cursos teórico-prácticos en los que esté comprendido el método y el material docente apropiado.

Esta formación responde a una necesidad formativa expresada por los profesionales ubicados en esta área, y detectada mediante entrevistas individuales realizadas en sus jornadas laborales. Y en línea con los objetivos de la organización referentes a la capacitación de sus profesionales para el desarrollo adecuado de las competencias propias.